En un pequeño pueblo costero de Cantabria llamado Pechón se encuentra el camping Las Arenas. Limitando con Asturias y enclavado en un paisaje natural realmente espectacular por su relieve montañoso, sus acantilados y la desembocadura del río Deva y el Nansa.

El camping se forma sobre una plataforma escalonada y a medida que desciendes por el te encuentras una pequeña playa de la que toma su nombre, singular debido a que esta formada por piedras erosionadas y muchas de ellas convertidas en fósiles. Por el cruce de las Rías Tina Mayor y Tina Menor es una playa un tanto peligrosa ya que se ven perfectamente la entrada de ambas mareas y sabiendo que es el mar cantábrico, hay que tener especial cuidado.

El clima de la zona hace posible la gran variedad de vegetación cagigas, avellanos, castaños, fresnos, abedules, laureles, incluso encinas, que son mas del mediterráneo se asientan en el terreno calcário. Hay que tener en cuentra que es una zona propensa a la lluvia y junto a su proximidad al mar la convierten en una zona bastante húmeda.

Hago mención a la fauna del lugar ya que me llamo la atención la presencia constante de aves e investigando es debido a que es zona de paso para aves migratorias y la gran cantidad de acantilados sirve de refugio a halcones peregrinos e incluso ayuda a formar colonias a las gaviotas.

La acampada en este recinto es especial ya que da la sensación de estar en un paraje natural, prácticamente metido entre pinares, el intenso olor a salitre, el susurrar del oleaje, el cantar de los pájaros, hacen de él un lugar que invita a la relajación y al placer de disfrutar de la naturaleza.

Nota: La categoría del camping es de 2ª, pero tiene todas las instalaciones necesarias para pasar unos días inolvidables tanto por el entorno como por el trato familiar. Sin duda alguna lo recomiendo.

Galería Fotográfica

Bibliografía y Fotografía

  • Fotografías de Ruth Cruz, colección particular

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here