Sobre el Cabo Menor de Santander nos encontramos en el Parque de Mataleñas con una superficie de 230.000 m² (incluido el campo de golf municipal) rodeado de fabulosos acantilados, limita al norte con la playa de Mataleñas y el Faro, al sur tenemos las maravillosas vistas de El Sardinero y la Magdalena.

La familia Pérez Eizaguirre residió allí y conserva el diseño básico de la distribución de su arbolado. En el año 1983 abrió sus puertas para su uso público y se construyó un estanque para aves acuáticas. Creo que es un gran privilegio poder disfrutar de él.

En la avenida del Faro está la entrada principal donde nada más entrar hay un paseo de altas palmeras canarias alineadas y a ambos lados del paseo encontramos una gran variedad de árboles destacando las acacias plateadas, un grandioso tilo, una secuoya gigante, un pino de la isla de Norfolk, pinos marítimos, eucaliptos, mimosas, chopos, cipreses, laureles, fresnos comunes, plátanos de sombra.
En la zona sur con vistas al mar nos encontramos pérgolas de piedra rodeadas de una rosaleda arbustiva, adelfas, olivillas blancas, acebos chinos, tarays, incluso algún ciruelo y cerezo.

Según avanzamos hacia el norte existe una zona de juego para los más pequeños con columpios de colores, rodeado de bancos y mesas que invitan a sentarse y contemplar el maravilloso paisaje.

Cabe destacar lo bien cuidado que está el parque, tanto en sus jardines y árboles como en la limpieza del mismo.

Galería Fotográfica

Bibliografía y Fotografía

  • Fotografías de Eugenio Alonso Cuco, colección particular

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here