Empieza nuestro periplo en Puertochico, antiguo amarre de pesqueros y hoy convertida en dársena de embarcaciones deportivas. Siguiendo el muelle, llegamos al PALACIO DE FESTIVALES, sede entre otros del FESTIVAL INTERNACIONAL DE SANTANDER, que ocupa los meses de verano. Mas adelante y ya en el PASEO DE REINA VICTORIA, divisamos en el marco incomparable de La Bahía (declarada como una de las mas hermosas del mundo), la PLAYA DE LA MAGDALENA, LA PENINSULA Y EL PALACIO que lleva su nombre, al fondo la PLAYA BIKINIS, llamada así por ser la pionera en Cantabria en el uso del traje de baño de dos piezas, eso si, mayormente usado por entonces por las extranjeras de la Universidad.

Ya bordeada la península, entramos en EL SARDINERO, empezando por la PLAYA DEL CAMELLO, llamada así por la roca que nos recuerda ese animal. Continuamos por las playas de LA CONCHA, PRIMERA Y SEGUNDA.

Nos detenemos un momento para contemplar el GRAN CASINO, edificio de principios del pasado siglo, así como el nuevo HOTEL SARDINERO, reconstruyéndose conforme fue en su inauguración.

Siguiendo una senda costera, alcanzamos la Playa de LOS MOLINOS, preciosa playa que es la gran desconocida desde aquí contemplamos la entrada a la Bahía, la ISLA DE MOURO y las playas de Somo y Loredo.

Mas adelante los cabos de CABO MENOR y CABO MAYOR, y al fondo la PLAYA DE MATALEÑAS, Maravillosa playa, mas típica de la Costa Brava por su morfología y autentica prueba para los deportista, pues para su acceso hay que bajar y subir unas 110 escaleras.

Nuestra ruta concluye a pies del FARO DE CABO MAYOR, dejándonos un buen sabor de boca tras contemplar en pocos kilómetros tanta belleza natural.

Galería Fotográfica

Bibliografía y Fotografía

  • Fotografías de Genito Alonso, colección particular

Autor

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here