El domingo 6 de agosto, en todas las ciudades de España, y como no, en Santander también, todos los moter@s Cántabros, hemos hecho un homenaje al que fue la razón para que muchos españoles nos empezara a apasionar el mundo de las dos ruedas con motor, las motos.

Ante su inesperado fallecimiento, nos hemos sentido un poco huérfanos de héroes deportivos sobre la moto, sobre todo los que pasamos de los cincuenta, ya que como como he dicho,  él fue el comienzo de la afición de muchos de nosotros.

Ha sido un acto sencillo, y debemos dar las gracias al Ayuntamiento de Santander y a nuestra Alcaldesa, que ha dado todas las facilidades para que este acto lo pudiéramos celebrar.

A las 12:00 nos hemos juntado en el parque de las Llamas, junto al palacio de los deportes y a continuación nos hemos dirigido a la plaza del Ayuntamiento por el túnel de Tetuán y el paseo de Pereda, donde a las 13:00 horas, (12+1, como él decía) se ha hecho un minuto de silencio, y después un poco de ruido de motor y claxon, terminando este sencillo homenaje desfilando todas las motos cada uno hacia su destino.

Gracias Ángel por lo que fuiste para el deporte español.

Bibliografía y Fotografía

  • Fotografías de Jesús Gándara, colección particular

Autor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here