flor_veranoDespués del largo invierno, la naturaleza se viste de gala en primavera y se alarga durante el verano. Es tanta la variedad de flores, que se necesitaría todo un álbum fotográfico para albergarlas. Aquí une pequeña muestra de lo que podemos encontrar en nuestros campos y jardines.

La mayoría de estas plantas se conservan con un mantenimiento mínimo hasta finales del verano, e incluso principios del otoño, con flores escalonadas o sucesivas.
Se deben elegir en función de la orientación de la terraza y las horas de sol y sombra que van a disfrutar las plantas.
Por lo general, los ejemplares de temporada en flor se compran en recipientes provisionales, para plantarlos después; por lo que conviene aplicar un abono de liberación lenta.

flores_verano3Antes de trasplantar hay que regar las plantas, así les costará menos trabajo arraigar. Podemos ahorrarnos el trabajo de plantar directamente en la jardinera, conservando y metiendo cada ejemplar con su recipiente original. De esta forma, nos evitaremos que algún ejemplar no arraigue, además de ser más fácil reemplazar las plantas marchitas por otras frescas.

Una vez plantadas sólo se tendrá que atender a un riego regular, abonados periódicos y a sesiones de limpieza para retirar todo el material marchito o en malas condiciones. Otra tarea importante es vigilar de cerca la aparición de plagas y enfermedades que en esta época atacan con fuerza. En el riego está la clave para conseguir una exuberante y prolongada floración. Durante un verano caluroso, las jardineras con plantas en plena floración pueden llegar a necesitar hasta dos riegos diarios. Es preferible optar por jardineras de plástico si van a estar suspendidas. Las de terracota o cerámica deben permanecer en el suelo.

Galería Fotográfica

Bibliografía y Fotografía

  • Fotografías de Genito Alonso, colección particular

Autor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here